Entender Hojas de Reparto y de Letras

Si bien es posible que no todos los compositores utilicen hojas de letra y de reparto, es importante comprenderlas a medida que tu carrera crece. Por un lado, las hojas de letra pueden ser tu boleto para conseguir un gran concierto de composición o una ubicación sincronizada. Y, por otro lado, las split sheets u hojas de reparto ayudan a mantener las cosas claras y sinceras cuando trabajas con varias personas en una canción. También pueden ser la clave para garantizar que tus regalías se paguen en su totalidad y de manera oportuna.

Profundicemos en ambos.

¿Cuándo usar una hoja de letra?

Las hojas de letra se utilizan principalmente para lanzar canciones a varios miembros de la industria de la música. Al igual que en un currículum, estos documentos deben ser claros, concisos y gramaticalmente correctos, con información de contacto actualizada y de fácil acceso.

Si eres un compositor de tiempo completo que busca que tu trabajo sea grabado y lanzado por artistas importantes, las hojas de letra jugarán un papel vital en la captación de clientes potenciales. Esto es especialmente cierto si no eres ejecutante.

Las hojas de letra también son útiles si estás trabajando con un supervisor musical y buscas sincronizaciones publicitarias o televisivas para tus canciones, ya que los temas líricos pueden ser cruciales para determinar el ajuste de una canción. Independientemente de dónde puedas terminar tu trabajo, o en qué lado del juego de la composición de canciones te encuentres, debes saber cómo crear y usar hojas de letra en caso de que las necesites en el futuro.

Dar formato a una hoja de letra

Los profesionales de la industria de la música quieren ver hojas de letra en cada etapa de la carrera de un compositor. Son tu tarjeta de presentación: la primera impresión que otras partes usarán para evaluarte a ti y a tus canciones.

No te preocupes por compartir la notación musical de una canción; que se escuchará en tu demo. En cambio, una hoja de letra captura toda la información relevante sobre ti y la letra de tu canción. Los expertos difieren en algunas preferencias de formato, pero todos están de acuerdo en que se deben incluir estas partes clave:

  1. Tu nombre y el nombre de los coautores, así como la información de contacto de todos.
  2. Tu información de edición (si corresponde), incluido el nombre de tu Organización de derechos de ejecución (PRO)
  3. Una DOC (fecha de creación) precisa

 

Estos puntos son tan importantes como la letra en sí misma: una fuente necesaria de información sobre los compositores de canciones para sellos discográficos, editores de música, supervisores musicales y cualquier otra persona interesada en usar tu canción.

Los productores y vocalistas también pueden usar tu hoja de letra, así que asegúrate de que cada línea esté escrita en su totalidad. Si un coro se repite dos veces, escríbelo dos veces; esto hace que sea mucho más fácil para los vocalistas y otros músicos seguir el flujo de la canción.

Algunos profesionales sugieren dejar sangría en la parte del coro para que se destaque, mientras que otros sugieren usar cursiva. Asegúrate de que toda la canción se ajuste fácilmente en una sola página escrita de cualquier manera. Y si estás incluyendo varias letras, o tu letra no cabe en una página, asegúrate de indicarlo incorporando números de página.

Una hoja de letra bien hecha muestra tu composición y respeto por los estándares de la industria. Actúa como un currículum y un portfolio, representándote a ti y a tus talentos en la industria de la música. Tómate el tiempo para aprender cómo formatearlo con las fuentes, el centrado, los márgenes y el espaciado que buscan los profesionales de la industria.

O siempre podrías usar nuestra plantilla para crear una hoja de letra cuando envíes tu canción a sellos discográficos, supervisores de música, socios de distribución y editores para posibles ubicaciones de sincronización y oportunidades de monetización. 

Hojas de reparto y regalías

Si bien el lado comercial de la industria de la música puede no ser tan divertido como el lado creativo, es importante comprender el papeleo y los contratos que verás en el futuro previsible. No firmes un contrato si no lo comprendes en su totalidad. Tu parte de los derechos de autor y los acuerdos que firmes para ellos ayudarán a determinar tus ingresos futuros, después de todo.

Un acuerdo importante que surgirá continuamente a lo largo de tu carrera es una hoja de reparto. Si trabajas junto a otro escritor y/o productor, cada uno de ustedes tiene una participación en el éxito de la canción y debe determinar qué porcentaje posee cada uno de ustedes.

A los efectos de este artículo, nos centraremos únicamente en el lado de la composición, pero ten en cuenta que también se puede utilizar una hoja de reparto para la grabación master. Estas hojas de reparto ayudan a determinar y solidificar el porcentaje de regalías de composición que recibirá cada compositor en el futuro.

Una hoja de reparto es un acuerdo que identifica el porcentaje de propiedad que cada productor y/o compositor tiene en la canción. También incluye otros detalles clave como la contribución de cada persona (letra, gancho, melodía, ritmos, etc.) e información del editor, así como si se crearon diferentes versiones de la canción.

Esta información sirve como evidencia escrita de la propiedad de los derechos de autor y garantizará a terceros, como tu PRO o un editor potencial, que no hay disputas sobre la distribución de regalías.

Asegúrate de permanecer en la misma página que tus coautores; si hay una discrepancia dividida (p. ej., el porcentaje es igual a más del 100 %), tus regalías se retendrán hasta que se resuelva. Por ejemplo, si reclamas el 70 % de una canción y tu coguionista reclama el 40 %, habrá conflictos potenciales en diferentes fuentes de pago y editores. Básicamente, esto bloqueará tus regalías hasta que todos lleguen a un acuerdo.

Propiedad de los derechos de autor

Una vez que hayas terminado de escribir una canción, o una parte de ella, en los EE. UU., tú y tus coautores automáticamente los protegen con los derechos de autor. No se necesita ningún papeleo adicional. Sin embargo, siempre es una buena práctica registrar tus obras en la Oficina de derechos de autor de EE. UU.

También es importante tener una hoja de reparto para cada canción que escribas o coescribas. Recuerda que una hoja de reparto no es un derecho de autor ni un sustituto de uno. Son dos elementos separados que protegen la propiedad de tus canciones. Sin una hoja de reparto, pueden surgir disputas sobre la participación de cada colaborador en una canción.

La ley federal de derechos de autor establece que, si no existe un acuerdo previo entre los contribuyentes o colaboradores, todos los contribuyentes poseerán una parte igual de la canción. A veces, eso es cierto y no será un problema, pero si algunos colaboradores tienen una participación mayor o menor, es importante finalizar esto con anticipación.

Ten en cuenta que los estándares de la industria y las leyes de derechos de autor también variarán en otros países y territorios cuando se trata de divisiones entre compositores y productores.

Cómo determinar las divisiones

Al final, la forma de dividir una canción depende de ti y de tus coautores. Puedes dividir los derechos equitativamente entre cada coguionista o puedes dar a cada persona un porcentaje de acuerdo con su contribución.

El género también juega un papel en la determinación de las divisiones. Los productores de hip-hop, rap y dance suelen obtener un porcentaje más alto de regalías por composición que los productores de música clásica de rock o jazz que reciben una cantidad menor o, en algunos casos, no tienen propiedad.

Sin embargo, los acuerdos entre compositores y productores varían ampliamente; a veces ni siquiera implican renunciar a la propiedad de la canción. Es esencial discutir los acuerdos con tus productores lo antes posible durante la creación de tu canción para evitar conflictos.

También es importante recordar que cualquier muestra de la canción de otra persona debe ser aclarada con todas las partes relevantes primero. Esto incluye tanto al propietario master como al propietario del editor. Por lo general, puedes intercambiar el permiso por un porcentaje de los derechos de edición y/o negociar una tarifa por adelantado, pero no se garantiza nada; estos acuerdos varían mucho según quién esté involucrado.

Resumen

Comprender las hojas de reparto y de letra te beneficiará enormemente la próxima vez que escribas o interpretes una canción con veteranos de la industria de la música. Asegúrate de investigar y contáctanos a nosotros si tienes alguna pregunta.

Si no estás seguro de por dónde empezar, consulta nuestra plantilla de hoja de reparto para asegurarte de que las divisiones en las canciones que has coescrito estén determinadas correctamente, o utiliza nuestra plantilla de hoja de letra para asegurarte de que incluye toda la información correcta.

Home-Page_Modules

PROTECT YOUR RIGHTS WITH SONGTRUST'S MUSIC PUBLISHING SPLIT SHEET.

Get Free Split Sheet

Join